¿Es la “cadena de bloques” anarquista? ¿Los grandes bancos están de acuerdo con la cadena de bloques? ¿Que es Ethereum? – 2da parte

Esta es la segunda parte y continuación, luego del primer artículo. Dale click aquí para ver la primera parte.

Este Satoshi suena como un tipo inteligente. ¿Quién es él?

No lo sabemos. La identidad de Satoshi siempre ha sido un secreto. Algunas personas han afirmado ser él a lo largo de los años, pero ninguno de ellos ha convencido, y se ha especulado que es posible que haya sido un grupo de personas. De quienes se cree son los candidatos más probables, lo han negado enérgicamente, y ahora hay un mito alrededor de él (o ella, o ellos) que probablemente sea mejor no saberlo.

Lo que sí sabemos es que Satoshi surgió de un movimiento conocido como “cypherpunks”, una comunidad de criptógrafos, programadores y pensadores diversos que, a fines del siglo XX, comenzaron a preguntarse si existía una forma mejor de acercarse a la privacidad, información y poder. Entre ellos, Jacob Applebaum, quien desarrolló el navegador anónimo Tor; Julian Assange de Wikileaks; y Bram Cohen, quien desarrolló la plataforma distribuida de intercambio de archivos BitTorrent.

¿BitTorrent? ¿Lo que usa mi primo para descargar los episodios de “Juego de Tronos”?

Eso misma. La idea de Cohen era que, en lugar de compartir archivos completos, si los dividía en pequeños trozos, las personas podían descargarlos poco a poco, de persona a persona y de la misma fuente. En ese sentido, BitTorrent comparte el mismo ADN de  la cadena de bloques.

Estos tipos suenan como anarquistas.

Anarquistas y libertarios, en su mayoría. La cadena de bloques no es seductora solo porque es segura; tiene el potencial de eludir por completo toda la forma en que operamos como sociedad.

Para los “cypherpunks”, según Steve Bellovin, profesor de informática en la Universidad de Columbia en Nueva York, esta era “una solución perfecta”. Las criptomonedas han existido, de una forma u otra, desde los años 80, pero fueron creadas y manejadas de una manera centralizada. La visión de Satoshi, fue elegante y simple, fue descentralizar todo.

“No tenías que confiar en los gobiernos o los bancos: parecía perfecto para este tipo de mentalidad”, dice Bellovin. Hablaba del “sueño cypherpunk de una economía mundial sin fricciones o casi sin fricciones, que permite que el dinero fluya por todo el mundo sin tener que atravesar los puntos de estrangulamiento administrados por gobiernos o compañías monopólicas”.

Apuesto a que a los grandes bancos no les gusta eso.

Algunos de ellos están preocupados. Jamie Dimon, CEO de JP. Morgan, ha sido un crítico abierto de Bitcoin en particular. Algunos dicen que el crecimiento del precio del Bitcoin es una burbuja que inevitablemente estallará tarde o temprano. Pero en este momento hay mucho alboroto alrededor de la cadena de bloques, y los bancos no son inmunes al entusiasmo. Las ofertas iniciales de monedas (ICO), en las que se lanzan nuevas criptomonedas, han proliferado locamente.

No todos ellos son legítimos. En noviembre, la SEC (la Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos), presentó cargos por fraude contra los organizadores de un ICO, PlexCoin. Solo dos días después, los miembros de un mercado de minería de criptomonedas llamado NiceHash descubrieron que los piratas informáticos habían abierto una brecha en el sitio y se habían llevado más de $ 60 millones en Bitcoin. La cadena de bloques, como cualquier tecnología, es tan segura como sus usuarios.

Pero espera, ¿no pueden simplemente consultar el libro de contabilidad y encontrar a los piratas informáticos?

Sí, en realidad, en teoría, sí pueden. Mientras que el Bitcoin en sus primeros días tenía una reputación de ser una herramienta para la actividad criminal como las drogas o el lavado de dinero, eso se basaba en un malentendido fundamental de lo que hace y no anonimiza. Si tiene los recursos (y la capacidad de citar intercambios de criptomonedas para averiguar qué direcciones pertenecen a qué usuarios), puede seguir la ruta de un Bitcoin con mucha más precisión de la que puede obtener con un dólar en papel.

Para ser claro: ¡ no use Bitcoin para actividades ilegales; no es anónimo! .

De todos modos, a pesar de esos contratiempos, la cadena de bloques se popularizó en el 2017, ya que el valor de Bitcoin y Ethereum se han disparado al alza.

¿Ethereum? ¿qué es eso?

Ethereum es la segunda cadena de bloques más grande. Es más pequeño que Bitcoin (hasta el momento); su token de criptomoneda es el Ether. Ethereum puede integrar contratos inteligentes en su cadena de bloques.

“Entonces, si subo un programa, digamos una apuesta, deposito algo de dinero en él, usted deposita dinero en él, y luego un tercero nos deja saber si los Chicago Bulls vencieron a los New York Knicks o viceversa, resolviendo nuestra apuesta “, explica Joe Lubin, uno de los fundadores de Ethereum.

Ethereum no pretende ser solo una criptomoneda como el Bitcoin, según Lubin, sino una plataforma empresarial completa en la que los programadores pueden crear aplicaciones para cualquier cantidad de cosas. Además de eso, un Ether pasó de tener un valor de $ 8 en enero a un valor de $ 1200 la primera semana de enero del 2018.

Entonces, ¿a dónde vamos desde aquí?

La cadena de bloques se va a volver cada vez más normal en el mundo, para temas de seguridad al menos, algo así como el estándar del oro. Sin embargo, como base para ser una divisa, enfrentará algunos desafíos.

Es importante mencionar que la mayoría de los grandes bancos ahora tienen departamentos especializados en criptomonedas, y algunos están considerando construir sus propias cadenas de bloques privadas.

Algunos países también lo estan haciendo. Georgia ha construido un sistema de cadena de bloques para su registro de títulos de propiedad; algunos estados de EEUU están considerando un plan piloto para mover las votaciones políticas a una cadena de bloques. Se habla de usarla para asegurar la bolsa de Nueva York. Walmart, Nestlé y Unilever también están estudiando el uso de una cadena de bloques para fortalecer sus cadenas de suministro.

Todavía queda un largo camino por recorrer. Tim Draper, un inversor de capital de riesgo e inversor de Bitcoin, reconoce que, finalmente, “el Bitcoin será la principal fuente de dinero”. La cadena de bloques se usará para capturar identidad y contratos seguros. Será tan frecuente que la gente no lo sabrá, pero lo usarán en todas partes “.

Eso podría suceder en un futuro. El precio de Bitcoin podría seguir aumentando, o podría colapsar mañana y provocar una crisis en el mercado, lo que obligaría a los reguladores a reaccionar. La cadena de bloques es el futuro, pero llegar ahi sera un camino lleno de baches, no será fácil.

Disclosure: la fuente de este artículo es la traducción tal cual de un artículo publicado por Nicky Woolf en medium.com. BisTec considera que el artículo original es informativo, confiable, educativo y muy profesional.

Con este artículo BisTec no sugiere la compra o venta de alguna criptomoneda, el artículo es puramente educativo.